RetroMadrid 2018: Nuestra Pequeña Gran Aventura

Hace ya una semana que terminó RetroMadrid 2018. Y hoy, 7 días después, queremos hacer un pequeño resumen de lo que para nosotros ha sido posiblemente la aventura más grande en la que nos hemos embarcado en lo que llevamos de año. Un evento en el que el balance final es tremendamente positivo. En el que hemos disfrutado y hemos hecho disfrutar. Un lugar que a buen seguro volveremos a visitar el año que viene. Gracias madrileños por esta gran acogida.

RetroMadrid ha sido un gran sabor de boca. Si bien es cierto que nada de lo que tiene lugar en el nuevo espacio del evento -Recordemos que tanto ésta como la anterior edición se han celebrado en el Espacio Cultural Daoiz Y Velarde– recuerda a las ediciones de principio de década, sí que es cierto que la afluencia más moderada de público consigue que el trato con todo aquel que se acerca al stand sea más cercano y humano. Gran parte de culpa de esta vuelta a la situación de control lo tiene el hecho de haber limitado por completo el acceso a tiendas. Aquellos que tenían marcado en rojo la celebración de RetroMadrid para ir a la caza y captura del chollo de turno han tenido que buscarse otros sitios donde centrar sus objetivos.

Comentaba con Roberto, un viejo compañero con el que volví a reencontrarme tras nuestro recorrido juntos en Games Tribune Magazine, que este cambio ha derivado en que el público ha evolucionado. Conoce y quiere conocer. Un aumento en la calidad del visitante que se acerca y que contrariamente a lo que ocurría hace 4, 5 o 6 años, no “va de enterado“. RetroMadrid ha vuelto a los orígenes. Pero a sus raíces más profundas.

En lo que respecta a MiRecreativa, nos hemos vuelto con la satisfacción de comprobar que cada día nuestra marca es cada vez más conocida y valorada. Que ya no solo somos conocidos a nivel regional y que nuestras máquinas ya han sido capaces de recorrer todo el estado y parte de Europa. De hecho casi todas las que nos acompañaron en nuestra aventura se han quedado ya en varios salones madrileños adoptadas por sus nuevos dueños. Un saco de pedidos en la mochila, y una gran cantidad de nuevos contactos que a buen seguro desembocarán en nuevos extras que poco a poco iremos presentando a lo largo del año.

Para ir terminando, os dejamos una pequeña galería de lo que han sido estos dos días maravillosos. Y un par de videos a cargo de TeleMadrid y de Surcando Madrid. Desde aquí mandamos un saludo muy especial a Ana, que el cariño que le ha puesto a su reportaje es digno de mención.

Comments 1

  1. Muchas gracias amig@s!!! Un auténtico placer entrevistaros, conoceros y ver que gracias a la ilusión y al esfuerzo de personas como vosotros siguen presentes hoy las máquinas recreativas que marcaron nuestra niñez. Un abrazo y a seguir haciendo que disfrutemos así 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *